top of page

Joan Bertran y la etapa de la Simplicidad

Simplicidad.jpg
Rebelde.jpg
Tensión.JPG

 

“Simplicity” es la expresión profunda de los sentimientos, objetos y emociones reflejados de la manera más simple posible sin perder por ello su significado.

La expresión más sublime es la línea recta, sencilla, humilde y tremendamente expresiva si se entra en su profundidad.

La simpleza, amiga de la estética, despeja la mente y activa el ánimo.

Ayudada de colores, principalmente primarios, nos eleva el espíritu a su máximo exponente.

Desde el punto de vista de la neuroestética, estas obras son arte en sí mismas y en lo que cada uno de nosotros queramos o deseamos ver. El eterno dilema conceptual del arte se plasma aquí para que el disfrute visual se nos transmita y que junto a su significado acreciente nuestros deseos de superación o de paz interior.

 

Joan Bertran, nacido en Catalunya, España, procedente del Taller de Arte Quart Creixent de la isla de Mallorca, después de pasar la época de retratos y paisajes, tan típicos de esta hermosa isla mediterránea, tuvo la necesidad, como si de una rebeldía fuera, de plasmar en arte abstracto con un profundo componente psicológico, sino metafórico, las experiencias que su larga vida profesional, docente y sentimental le ha aportado.

 

En sus talleres y conferencias de Inteligencia Emocional para empresarios y emprendedores en la Universidad de las Islas Baleares (España), y asimismo a los jóvenes de las escuelas para estimularles la emprendeduría y la creatividad, ha ido captando de ellos sus ideas simples y no contaminadas de la vida que empiezan a explorar.

 

Esta serie, “Simplicity”, plasma en pinturas su concepto de la vida.

 

Acacia.jpg
Mar de Guapi.jpg
El Gallo de la Buitrera.JPG

SIMPLICITY


“La sencillez y naturalidad son el supremo y último fin de la cultura”
Friedrich Nietzsche

 

Joan Bertran, nace en Catalunya, España, en el año 1948. Desde hace un tiempo, adelanta estudios de pintura en el Taller de Arte Quart Creixent en la isla de Mallorca, en donde tras una larga experimentación con la representación de paisaje y el retrato, y después de alcanzar un punto de saturación y agotamiento, técnico y conceptual, decide emprender una nueva búsqueda y darle un giro transcendente a su producción plástica actual.

En esta nueva etapa en que ha superado este periodo de indagación con el paisaje mallorquín, decide centrarse en lo fundamental, en la esencia, en resaltar la estructura de las formas y sus comportamientos, en retomar la simplicidad de las líneas centrándose en su maravilloso poder expresivo.

En Simplicity, Joan nos hace una invitación a simplificar, a reducir, a eliminar para descubrir y encontrar la esencia, el alma de las cosas. Nos propone así, retirar las capas de apariencia e ilusión para entrecerrar los ojos y descubrir las formas más limpias, libres y sustanciales que componen el paisaje, dando un vuelco en cuanto a la representación simbólica de los elementos que le interesan ahora y del objeto de estudio a representar, la naturaleza y sus fuerzas.

Ahora el artista se centra en la esencia, en la parte cero de las formas, en la materia que la compone, y traduce en trazos simples y refinados, las sensaciones de diferentes fenómenos que observa en sus viajes físicos y de memoria. Tras su llegada a Cali, Colombia, Joan inicia este proceso del que hoy somos partícipes, en el que explora el paisaje de nuestra ciudad, para explicar y comprender las experiencias estéticas vividas tras su contacto con la geografía, la naturaleza y el paisaje de nuestro país a un nivel casi que neurológico. Para el artista es muy importante traducir las sensaciones, las experiencias, que, en imágenes condensan ese sentir, esa esencia que hay detrás de hecho mismo de vivir una escena desde la ventana, desde la distancia.

Las obras expuestas a continuación son el resultado de este cuestionamiento en el gracias a la saciedad y extenuación formal en la que se encontraba, el artista se ve interpelado a reflexionar sobre su manera de vivir, observar y transformar las experiencias y reacciones generadas por su contacto con la naturaleza.

Esta exposición presenta un conjunto de 15 obras pictóricas en las que es posible evidenciar rasgos de esta evolución en donde la abstracción de las formas es cada vez más dramática y contundente; la misma en la que la expresión profunda de sentimientos y emociones al momento de reflexionar sobre el paisaje dan forma, de la manera más simple posible, a estas sugestivas composiciones.

Comisaria - Curadora de la Exposición: Irina Rolön, Colòmbia.                                                                   Colombia, 21 de febrero de 2019 

bottom of page